EE. UU. espera que Nicaragua resuelva crisis sociopolítica con elecciones libres

0

El subsecretario de Estado para Asuntos del Hemisferio Occidental de Estados Unidos, el embajador Michael Kozak, dijo este miércoles que esperan que Nicaragua resuelva la crisis sociopolítica que atraviesa desde abril de 2018 con unas elecciones libres y justas.

Los EE.UU. está trabajando con la @OEA_Oficial para resolver la crisis en Nicaragua mediante reformas electorales y elecciones libres y justas en 2021”, señaló el subsecretario de Estado en un tuit difundido por la embajada estadounidense en Managua.

El régimen de (Daniel) Ortega debe dejar de reprimir a sus ciudadanos, restaurar la democracia y cumplir sus compromisos internacionales”, añadió Kozak.

El diplomático estadounidense hizo esa declaración luego de que el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, urgiera a los miembros del organismo a declarar que en Nicaragua se ha producido una ruptura grave del orden democrático, algo que de producirse podría desembocar en la suspensión del país centroamericano como miembro del organismo.

¿DIÁLOGO O ASAMBLEA GENERAL DE CANCILLERES?

En una reunión del Consejo Permanente, Almagro hizo suyas las conclusiones del informe que presentó en noviembre una comisión diplomática de la OEA y en el que se pedía la convocatoria “inmediata” de una Asamblea General de la OEA, el foro supremo del organismo que reúne a los cancilleres del continente.

Ante la falta de diálogo del Gobierno de Daniel Ortega, hacemos nuestra la conclusión de la comisión de alto nivel con respecto a que hay una alteración del orden constitucional que afecta gravemente el orden democrático en Nicaragua. Y, definitivamente, es necesario ir a procesos subsiguientes que lleven a la declaración de esa alteración del orden constitucional”, dijo Almagro.

Para convocar una reunión de carácter extraordinario de la Asamblea General es necesario el voto a favor de 24 de los países del Consejo Permanente, es decir, dos tercios de los 35 miembros de la OEA (Cuba pertenece al organismo pero no participa en él desde 1962), que hasta ahora no se ha alcanzado por la crisis nicaragüense.

En la sesión se pusieron de manifiesto las diferencias que persisten en la OEA sobre cuál es la mejor forma de ayudar a Nicaragua, que en abril de 2018 vivió una ola de protestas que desembocó en una crisis social con cientos de muertos, presos y desaparecidos, además de miles de nicaragüenses en el exilio.

Varios países como EE.UU., Colombia y Brasil apoyaron la iniciativa de Almagro de dar un paso más para presionar a Ortega; pero otros como Perú, Canadá y México en mayor o menor medida pidieron que se vuelva a apostar por el diálogo.

EE.UU.: ES HORA DE ACTUAR

El representante de EE.UU., Carlos Trujillo, consideró que la OEA ya ha sido “paciente” y es hora de actuar.

Aunque hayamos tenido esperanzas en el diálogo, hay que ser realistas con lo que está pasando en Nicaragua”, opinó Trujillo.

El bloque hemisférico comenzó el 11 de enero de 2019 el proceso para aplicar a Nicaragua la Carta Democrática Interamericana, un instrumento jurídico que contempla la posibilidad de suspender a un Estado cuando se produce una “alteración de su orden constitucional”.

Desde entonces, se ha avanzado poco porque no existe consenso dentro de la OEA sobre si es mejor expulsar a Nicaragua para sancionarle o mantenerlo dentro del órgano para obligar a Ortega a celebrar elecciones libres.

La oposición local celebró que en la sesión especial del Consejo Permanente de la OEA se dejara en claro que el agravamiento de la situación en Nicaragua.

Los próximos comicios en Nicaragua están previstos para finales de 2021.

Fuente: Z Digital

Share.

Leave A Reply